miércoles, 18 de julio de 2012

La tarta del verano: Crema de Nubes y Melocotón (¡Sin horno!)

Esto es un Theremín. Y lo que estáis oyendo es "Somewhere over the Rainbow". 

La gente que me conoce sabe que soy una enamorada de la ciencia ficción clásica. La de los años 50 en blanco y negro, con títulos como "Ultimatum a la Tierra" y músicas de la era del presintetizador, con el Theremín a todo trapo para dar ese sonido inquitante y "extraterrestre" que te hacía preveer la llegada del robot o de la nave espacial. Además, este instrumento en si mismo es algo, como lo diría... "tecno-mágico", porque en realidad no se toca, sólo se pasan las manos cerca para que suene.

La receta de hoy también es de finales de los 50. Pertenece a una de las amigas de mi abuela americana y está en el libro con el que empecé este blog. Es una receta pensada para fiestas con niños y no pretende ser preciosa, sólo saber muy bien, ¡y vaya si lo hace!. Además, con este calor... ¿ de verdad que te apetece encender el horno?... No creo...

Tarta fría de Crema de Nubes y Melocotón.
Esta tarta, al no necesitar horno, es ideal para estos días de calorazo en los que tienes ganas de comer una tarta fría y sabrosa como esta. Es la típica tarta que sin tener una apariencia espectacular, el resultado es riquísimo y puedes congelarla para ir comiéndola durante la semana como si fuera un helado.

-Primer paso:
  •  Preparamos un molde grande y cubrimos el fondo con papel de horno.
  • Moler 20 galletas tipo Digestive 
  • Añadir 80 gr de Azúcar y mezclar.
  • Derretir 125 gr de Mantequilla y mezclar hasta obtener esta pasta que véis aquí.
  • Aplastamos la masa con una cuchara para extenderla por el fondo del molde y subirla por los lados.

De esta manera...


 -Segundo paso: 
  • Derretimos en un cazo 300 gr de Nubes 
  • Con 4 cucharadas de zumo de limón
  • Y 4 cucharadas del almibar de los melocotones (en almibar, claro) que vamos a utilizar en el Tercer Paso.

Hasta que quede así.

Y lo dejamos enfríar en el cacito mientras hacemos esto:








-Tercer paso:
  • Trituramos los melocotones (sin el líquido) de 2 latas grandes de melocotones en almibar.
  • Lo extendemos sobre la base de galletas.
Lo metemos en el congelador y nos ponemos con el ...
-¡Cuarto paso!:
  • Montamos 1 L de Nata y le añadimos azúcar hasta que la encontremos un poco dulce. (Sin pasarnos)
  • Ponemos la nata montada en un bol grande y añadimos la crema de nubes integrándola en la nata hasta que quede como esto:
  • Si vemos que está poco dulce, le añadimos un poquito más de azúcar y si nos apetece una cucharadita más de almibar.


Ahora extendemos la crema de nubes por encima. No importa que quede muy alto. Se solidificará lo suficiente en el congelador como para poder contarlo con comodidad.
Si nos apetece, le ponemos por encima nueces o galletas con chocolate picadas para añadir una textura más.

Ahora al congelador durante un par de horas y lo metemos en la nevera media hora antes de comerlo.
¡Mejor que un helado!

(Klaatu barada nikto)

domingo, 8 de julio de 2012

La Guía del Joven Repostero: Utensilios Básicos para hacer cupcakes.

 
Moonrise Kingdom: The Heroic Weather-Conditions of the Universe, Part 7: After The Storm

"Moonrise Kingdom" no solo es maravillosa en su desarrollo, estética, gusto, reparto y dirección, si no que además rescata a un compositor del S. XX tan importante y fundamental  como es Benjamin Britten,(http://es.wikipedia.org/wiki/Benjamin_Britten) utilizando su "Guía de Orquesta para Jóvenes" como hilo conductor de los diferentes actos de los que se compone la película. 
De la misma manera que los instrumentos que forman una orquesta, se unen para tocar una pieza; los utensilios de cocina se unen para elaborar, en este caso, una cupcake.
Creo que nunca habían coincidido tanto en un post de este blog, una banda sonora y un tema. Es cierto que siempre lo sugiero, pero esta vez más que nunca: Dadle al play y leed a la vez. Todas las piezas encajarán.


1- MEDIDORES: 
Como casi todos los libros y recetas sobre cupcakes, suelen estar en CUPS (Tazas), TABLESPOONS (Cucharas), O TEASPONS (Cucharillas), lo mejor es hacernos con un juego como este en cualquier tienda de repostería. Las grandes son TAZAS y las pequeñas CUCHARAS.
 










2- BALANZA:
En cualquier caso, una balanza siempre es útil en una cocina. En éste y en otros muchos blogs, las medidas para las recetas de cupcakes y cakes aparecen en GRAMOS, y aunque todos tengamos la típica jarra con diferentes medidas, una balanza es mucho más práctica y precisa.




3- BATIDORA DE VARILLAS: 
La batidora de varillas es fundamental a la hora de mezclar los ingredientes para conseguir bizcochos esponjosos y llenos de aire. Aunque para mi, no hay nada mejor para hacer buttercreams y merengues perfectos.
 











4- MOLDE PARA CUPCAKES Y CUCHARA DE HELADO:
 
Una vez que ya tenemos la masa, necesitamos algo en donde ponerla para que las cápsulas no se abran irremediablemente con el peso. Ahí es donde entran estos moldes para 12 cupcakes de Wilton. No son caros y tienen la medida perfecta.
La cuchara de helado (tamaño pequeño), nos servirá como medidor para poner en cada cápsula la cantidad exacta de masa.


5- CÁPSULAS:
 Las cápsulas van por gustos. Hay gente a las que les encantan blancas porque así la decoración resalta más y no tienen que depender del diseño de la cápsula, y hay gente a la que le encantan las cápsulas que forman parte del diseño global, llenas de colores, flores, puntos, líneas... ¿Se nota que soy una loca de estos papelitos...?





6- MANGAS PASTELERAS:
Las hay desechables de plástico, y reutilizables de un material parecido a la tela plastificada.
Personalmente, prefiero las de plástico porque  cuestan unos 9,50€ / 100 ud y te evitas todo el fregoteo. Además, como las puedes cortar según el tamaño de la boquilla, no tienes que clasificar las reutilizables por boquilla grande o pequeña.





7-BOQUILLAS GRANDES:
 Para conseguir espirales interminables o rosas que cubran toda la superficie, no hay nada mejor que estas boquillas. Un "imprescindible" de cualquier repostera. 














8-BOQUILLAS PEQUEÑAS: 
  Sirven para confeccionar detalles, rosas montadas, hojas, cesped, el pelo de un monstruo o estrellas... Sólo hay que probar y probar encima de nuestras cupcakes para obtener mil resultados.








Estos son para mi, los 8 utensilios básicos de la "Guía del Joven Repostero". En posteriores entradas, haré más capítulos de la Guía y os contaré otros utensilios no tan básicos, pero muy útiles también.


Y que vuestro amor siempre sea épico... al menos, durante el  verano.
Se ha producido un error en este gadget.