lunes, 24 de septiembre de 2012

Cupcakes de Remolacha con Cobertura de Mascarpone y Remolacha Glacé.

 
"The Power of Love" de Huey Lewis. 
Súper cañera y bailable en los 80 y ahora.

Puede parecer que no tiene nada que ver, pero el otoño me recuerda siempre a "Regreso al Futuro" porque es justamente en esa época cuando me da por verme la trilogía entera y disfrutar como una loca del Condensador de Fluzo, de Marty McFly  y de la maravillosa frase... "A mi nadie me llama gallina".
En realidad me siento muy identificada con ese sentimiento en concreto. Si quieres de verdad que yo haga algo, sólo tienes que retarme.
Los "no eres capaz", y los "no te atreves", funcionan en mi cabeza como un resorte para, justamente, ponerme y hacerlo... ¿A qué ya sabéis por donde voy?... Pues sí, por las Cupcakes de Remolacha y ese alguien que me dijo "eso no puede estar bueno"...¡¿Qué no?! ¡Aunque sea lo último que haga, conseguiré unas cupcakes de remolacha elegantes, bonitas y deliciosas...!Y con mi "¡pongo a Dios por testigo...!" bajo el brazo y como base una receta que había hecho hace unos mil o dos mil años y que tampoco me entusiasmaba, me dirigí a la cocina dispuesta a cumplir con mi palabra o morir en el intento.

Y aquí está el resultado:

Cupcakes de Remolacha con Cobertura de Mascarpone y Remolacha Glacé.


Ingredientes y elaboración de la base de Remolacha:

-Cogemos 3 remolachas medianas y las cocemos con piel y sal hasta que estén blandas (30-40 min). Las dejamos enfriar en un plato y las pelamos. 
-Cortamos en pedacitos las remolachas, las ponemos en un bol y las cubrimos con azúcar para que se vayan glaseando durante un par de horas. 
-Pasadas las 2 horas, cogemos la mitad de la remolacha y la ponemos trituramos con el azúcar y todo. 
-Añadimos 200 gr de mantequilla en pomada y la incorporamos a la remolacha.
-Ahora le vamos añadiendo 3 huevos uno por uno (Nos quedará una masa un tanto líquida)
- Seguimos... En un bol ponemos 180 gr de harina y  1 sobre de levadura.
-Ahora lo añadimos a la mezcla de la remolacha e incorporamos las dos. 
NOTA:  Si vemos que por las remolachas nos ha quedado la masa demasiado líquida, le echamos un poco más de harina hasta que tenga la consistencia normal  de cualquier masa de bizcocho. 

-Ahora lo ponemos en nuestro molde para cupcakes y al horno durante unos 20-25 min, o hasta que salga el cuchillo limpio.

Crema de Mascarpone 

Para la crema de Mascarpone, podéis ir aquí:

Remolacha Glacé:

 -Recuperamos la otra mitad de la remolacha que reservamos en azúcar.
-La ponemos en un cacito a fuego medio, removiendo sin parar.
-Aprovechamos para ir aplastando un poquito los trocitos de remolacha con la cuchara mientras removemos.
-La cocemos durante unos 10 minutos o hasta que espese y luego seguimos 3 minutos más.
-Apagamos, retiramos del fuego y la dejamos enfriar en el mismo cacito. 
-Cuando esté completamente fría, se habrá solidificado quedando ese estupendo punto GLACÉ que tanto recuerda a las famosas Marron Glacé y que estuve buscando durante un par de días hasta dar con el punto exacto de cocción.

NOTA: Con una cuchara vamos sacando trocitos que podemos utilizar para espolvorear por encima de la Cupcake, o bien, podemos hacer una bolita con los dedos y colocarla encima.


¿A que tienen un color espectacular? Y, de verdad, están deliciosas. Venga... ¡qué no se diga! ¿Quién se atreve???

lunes, 10 de septiembre de 2012

Tarta de Masa Quebrada, Curd de Limón y Merengue: Un verano de limones y manzanas.


 
 "You Can´t Hurry Love" en una estupenda versión de los Stray Cats. (Mucho mejor que la de Phil Collins...¡Dónde va a parar!) ¡A bailar todo el mundo!



Este verano ha sido imponente, importante y sobre todo muy, muy soleado. Hemos ido tanto a la playa que algún día nos hemos levantado pensando "No lo voy a decir, pero a ver si hace malo y podemos quedarnos hoy en casa". Y es que en Asturias no estamos acostumbrados a que haya una semana tras otra de cielo impoluto.

Así que el primer día que amaneció un poco menos soleado, aproveché y puse a todo el mundo en zafarrancho de combate por el jardín: Los niños con las bolsas, yo con con un palo larguísimo y por supuesto, el papá de las criaturas con la escalera, que para eso nos habíamos quedado en casa.
Resultado: 2 bolsas de limones, 1 de manzanas para hacer mermelada y una mirada lánguida a los higos que aún estaban duros como piedras colgadas del arbol.

Como ya sabéis, el limón es posiblemente mi fruta favorita para aromatizar, adornar o rellenar cualquier tarta o cupcake, así que aprovechando los estupendos ejemplares que habían crecido gracias al solecito de agosto, aquella misma tarde me puse con esta tarta, que no solo es sencilla de hacer si no que quedaréis como reyes/reinas a cualquier reunión a la que os inviten.

Tarta Clásica de Masa Quebrada 

Una masa que nunca falla:

Esta masa suelo hacerla a ojo de buen cubero, así que no os asustéis porque las medidas estén en tazas. Sólo tenéis que coger una taza de café de merienda y esa será vuestra medida.

Mezclamos:
-3 tazas de harina normal
-1 cucharadita de sal
-1/2 taza de azúcar
Añadimos y mezclamos hasta que quede como si fuera pan rallado:
-125 gr de mantequilla cortada en dados.
Hacemos un volcán y en el centro añadimos:
-1 huevo
-1 tapón de vainilla
-5 cucharadas de agua
Batimos el huevo con los líquidos en el volcán y vamos añadiéndole la harina con movientos circulares del centro hacia afuera. Terminamos de hacer la masa fuera del recipiente y la amasamos durante tres o cuatro minutos hasta que esté lisa y nada pegajosa.
Enharinamos una mesa y la estiramos con el rodillo hasta alcanzar el diámetro de nuestro molde + un poco más para los bordes (Tal y como se ve en la foto)
Montamos la masa en el molde, pinchamos la superficie con un tenedor y metemos en el horno a 180º durante unos 20 min o hasta que esté doradita.  (Tened cuidado no pasaros, porque se quedará durísima y sólo os servirá para mojar con café como si fueran galletas)
La sacamos, y la dejamos enfriar mientras hacemos el relleno:

Curd de Limón sin Maizena.

-Calentamos una olla alta con agua hasta la mitad y ponemos dentro un recipiente de metal sin que toque el agua  para cocinar la crema de limón al Baño María.
-Exprimimos limones hasta obtener 150 ml y rellenamos con agua hasta llegar a los 200 ml y lo echamos en el recipiente que ya estará bastante caliente y mantenemos la cocina a fuego medio.
-Añadimos 100 gr de azúcar y revolvemos con las varillas.
-Añádimos 3 yemas de huevo y revolvemos durante 10 minutos hasta que espese sin quitarlos del fuego. No podemos dejar que la mezcla hierva o los huevos cuajarán y tendremos que volver a empezar.
-Lo quitamos del fuego y lo dejamos enfriar un poco... unos 5 minutos... y en ese momento, le añadimos 100 gr de mantequilla que revolveremos hasta que se derrita e incorpore a la mezcla.
-Ahora ya podemos reservarla, porque ya está.

Merengue.

-3 claras de huevo
-1/4 de cucharita de Cremor Tártaro.
-Azúcar al gusto.
Montamos las claras con el Cremor Tártaro y cuando estén firmes, echamos el azúcar que nos parezca (Yo empezaría con 3 cucharadas) y seguimos batiendo.. ¡y probando!
Cuando ya esté firme y brillante lo reservamos.

Montando la tarta.

Todos los ingredientes deben ESTAR FRÍOS.
Sacamos la masa del molde y la ponemos en un plato o bandeja que nos guste.
Rellenamos con el Curd de Limón.
Cubrimos con el merengue con una cuchara o una manga pastelera, según nos parezca.
Y si queremos, la metemos un par de minutos bajo el gril para que se tueste un poquito...

¡Ya está!

Las hortensias también salieron preciosas este año.





Se ha producido un error en este gadget.